En EDAI trabajamos desde un modelo de atención bio-psico-social

En EDAI tenemos una visión global del desarrollo y, por este motivo, desarrollamos nuestras intervenciones desde un modelo de atención bio-psico-social, trabajando en todas las áreas del desarrollo, con el objetivo de promover una integración más completa del niño en su medio familiar, escolar y social, así como el incremento de su autonomía personal. Este modelo empodera al niño y le hace generador de cambios en su proceso de desarrollo o tratamiento. Con el objetivo de poder tener en cuenta estos aspectos biológicos, psicológicos y sociales de la criatura, EDAI dispone de un equipo transdisciplinario que valora cada caso de forma integral, formado por profesionales especializados en primera infancia y desarrollo infanto-juvenil en los ámbitos de la neuropsicología y psicoterapia, neuropediatría, logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional, psicomotricidad y trabajo social.


El modelo bio-psico-social

En 1977 el psiquiatra estadounidense George L. Engel propuso un nuevo modelo de evaluación de la salud de las personas. Hasta ese momento existía una pauta biomédica donde sólo se tenían en cuenta los aspectos biológicos de los individuos para valorar una enfermedad, un trastorno o una discapacidad. En cambio, Engel propuso un protocolo disruptivo para la época, donde también se valoraban, además de los biológicos, los aspectos psicológicos y sociales de la persona para determinar una posible afectación.

El papel activo del niño en el modelo bio-psico-social

La consideración del niño como una unidad bio-psico-social en cohesión con el ambiente en el que crece y madura es básico para entender el concepto de salud integral. Este modelo permite implicar a los padres, educadores y personas de diferentes ámbitos en el proceso madurativo del niño.

Asimismo, el modelo bio-psico-social valora la capacidad del individuo, en este caso del niño, para minimizar los obstáculos derivados de su trastorno, discapacidad o enfermedad. En este sentido, el usuario pasa a tener un papel mucho más activo y generador de posibles cambios.

Algunos de los factores que se tienen en cuenta en la evaluación bio-psico-social de la persona son:

Factores biológicos - Genética - Virus - Bacterias

Factores psicológicos - Pensamientos - Conductas - Emociones Factores sociales - Familia - Comunidad - Entorno

24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo